Duelo de Rivales: lo pedís, lo tenés

Hoy les traigo un duelo de Rivales de dos correctores líquidos de marcas nacionales. Sé que muchas aman este tipo de posteos, y si me siguen hace un rato, sabrán que yo ya tengo mi opinión formada al respecto…de la que voy a volver a hablar.

Los Rivales

Recibo a diario muchas preguntas sobre productos nacionales, que qué me parecen, si son buenos o si son malos. 

A veces siento que es un deseo personal de varias, encontrar productos accesibles y buenos, y el hecho de que sean nacionales, pareciera ser la solución. 

Lamento desilusionarlas. Ya lo comenté varias veces en mi cuenta de Instagram y en este mismo blog. Nacional no significa de mala calidad, pero lejos está de ser accesible en precio e incluso en facilidad de conseguirlo.

Estos dos correctores que compré, los conseguí haciendo malabares. Tanto Mila Marzi como Idraet son marcas que se venden en lugares para profesionales, o través de profesionales (maquilladoras, cosmetólogas). En el caso de Mila también se puede comprar directo en su web. O ambos en Mercado Libre. En estos dos últimos casos, con envíos a domicilio que no bajan de los 500 pesos.

Por otro lado, si es cierto que ambas marcas, hacen descuento a maquilladores, pero no al resto de los mortales. Cosa que me hace mucho sentido, y siento que por eso muchas veces los verán en maletines, o en cuentas de personas que los usan para maquillar. Pero mi blog siempre fué enfocado a las usuarias, a las consumidoras. Y es ahí donde siento que estas marcas, con estos precios y esta poca facilidad de acceso, queda muy por detrás de otras marcas importadas que podemos conseguir en cualquier lado y además generalmente con ofertas.

Dicho todo esto les voy a contar que me parecieron estos correctores.

El de Idraet lo vengo usando hace mucho. Aunque Idraet es una marca local, quiero aclarar que este producto es importado de Taiwán. Es un corrector que lo venden como alta cobertura y con ácido hialurónico para hidratar la zona. Muy a pesar de que me gusta y lo uso, les diré que justamente no es por ninguno de esos dos motivos.

NO es un corrector de cobertura alta. Claramente no. Corrige muy bien, pero cobertura alta es otra cosa, y no es este producto. Y por otro lado, para mi una de las contras de este corrector, es que NO funciona en ojeras secas. La ojera tiene que estar impecable. Si la piel de la ojera está bien, la hidratamos previamente, y no nos zarpamos en la cantidad, no reseca. Sino…creánme, van a odiar las arrugas que les hace.

Es MUY similar a mi amado corrector FIT ME de Maybelline, pero algo más seco. 

Por otro lado, y ya que mencioné al FIT ME, para mi es inevitable pensar lo que comenté antes: cuesta exactamente lo mismo, puedo conseguirlo en todos lados y encima hasta con promociones por un precio mucho menor. Creo que en el afán pensar en “nacional=ecónimico”…se nos pasan estas comparaciones por encima.

Último punto que no quiero dejar pasar de este corrector de Idraet, es el tema de los tonos. Si bien amplió un poco su gama, los tonos realmente no son los más felices del universo. Yo uso el 20, que a mi gusto me queda un poco claro. Compré el 30 y es RE amarillento. El 70 es un naranja, que puede ir para un ojera más heavy que la mía, pero parece más el color de un neutralizador (de los que se aplican antes) que de un corrector. El 70 por ejemplo puede que sirva para una ojera oscura, pero para imperfecciones del resto del rostro…lo veo complicado.

Ahora vamos con el otro rival, el corrector de MILA. Lo compré ilusionada en encontrar un corrector similar al Inicial de Regina K que me enamoró. Mucha gente comenta que son muy parecidos.

Este si se fabrica en Argentina. Y promete ser también full cover y ser ideal para pieles secas. Entiendo que porque tiene en fórmula siliconadas y glicerina.

Con este corrector tengo sensaciones encontradas. ES MUUUY parecido al de Idraet. Muy muy. Especialmente en cobertura y duración. Les dejo la foto.

Lo que yo siento, es que pese a que se ve más “luminoso” en un principio (el de Idraet es más mate desde el inicio), al pasar el tiempo se asienta algo peor en las arrugas. O sea…está lejos de ser “hidratante o de efecto siliconado”…no no no. Si con el de Idraet tenés que tener las zona de las ojeras super bien hidratada, con este ni se los digo. Incluso, diría que hay que tener cuidado también con la cantidad. Porque si se aplican de más, puede ser un poco pesado.

El tono que elegí me gusta. Si bien este viene en menos opciones que el de Idraet (solo 4 tonos), creo que son tonos más acertados. O al menos así se ven en la foto de la marca.

Hablando de tonos, ya que estoy, les dejo por acá swatches de ambos y de otros para que puedan compararlos, con algún otro que tengan.

Dicho todo esto, creo que los dos están bien. Quizás una ojera más oleosa, los maneje mejor por el acabado y la textura. Para ojeras resecas y con arrugas, no sería mi primera opción SALVO que como yo sean obsesivas con el cuidado de la zona, tratando de que la ojera siempre esté lo más hidratada posible. Sino, van a sentir (con ambos) que se les super remarcan las arrugas.

Por el precio que tienen, y la cobertura, sigo pensando que FIT ME de Maybelline que cuesta lo mismo pero se consigue en todos lados, y muchas veces con super promo, es una mejor opción porque es menos seco y cubre igual. O si ya lo probaron y NO les resulta, creánme que ninguno de estos va a ser mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s