Buffing, Baking…y esas cosas raras…

Ya hablamos en el blog de Contouring y de Strobing  (Contouring? Strobing?? y la historia de cómo se la complican con algo sencillo!), hasta del Tantouring (Por favor no intente esto en su hogar).

En el camino aparecieron “nuevas” técnicas; digo así entre comillas porque muchas son viejísimas pero les ponen un lindo nombre y salen a la caza de nuevas compradoras compulsivas (como yo jaaa) que queremos tener EL producto para hacer eso.

Solo a modo de repaso saben que lo básico en un makeup sería usar crema+primer+base+corrector y si queremos podemos hacer el famoso CONTOURING a continuación (con claros y oscuros en líquido o en polvo, o con los dos a la vez). Si quisiéramos que el makeup dure más, porque tenemos una fiesta, nuestra piel es muy grasa o vamos a estar expuestos a un calor intenso, podríamos agregar polvo final a la ecuación.

Las que me conocen saben que no soy muy amiga de los polvos. Y estas técnicas de las que les voy a hablar se hacen con polvo. Asi que para arrancar, vamos a decir que ninguna tuvo mi apoyo desde el principio. Las presento entonces:

BAKING: Consiste en una técnica donde colocamos MUUUCHO polvo volátil traslúcido en lo lugares donde queremos iluminar. Dejamos 10 minutos (de ahí el concepto de “Baking”/Cocinar), y luego retiramos para colocar el iluminador.  Se supone que así la iluminación va a quedar más prolija, más notable y va a durar mucho más.

BUFFING: Esta técnica la escuché de la boca del famoso maquillador Wayne Goss, que después me enteré que el mismo la inventó. La idea de esto es utilizar un polvo compacto color piel haciendo movimiento circulares presionando  en TODA la cara (“Buff” es Pulir en inglés). La idea de esto es que se uniforme un poco la cara, sin dejar marcas tajantes entre claros/oscuros/iluminador/rubor. Sobre todo, en fotos profesionales.

Este sería el orden de los productos

Paso Común: Primer+Base+Corrector+ Contouring (usé en barra como pueden ver abajo).

BAKING: Sellé el color oscuro con polvo y coloqué con esponja el traslucido. Cociné” 10´e iluminé y coloqué el rubor.                                                                                                                                                                                BUFFING: En este caso sellé el contouring con los polvos, iluminé, coloqué rubor y pasé a “pulir” con el polvo compacto.

IMG_0863
Paso a Paso en productos

¿No sé si me expliqué bien? Pero en realidad son dos maneras de usar dos polvos en distintos momentos y de formas diferentes.

Acá les muestro el paso a paso en fotos y el resultado

IMG_0854
PASO PREVIO: en ambas se usa base+corrector+contouring. En el Baking se aplica el polvo tránslucido por 10′. ACLARO: En las fotos ya tenía RUBOR para simplificarme para las fotos
IMG_0856
BAKING: Después del tiempo de pose, se quita y se refuerz con polvo iluminador donde deseo reforzar. BUFFING: Acá el polvo iluminador se aplica ANTES de hacer el Buffing (pulido)
IMG_0861
RESULTADOS FINALES (con distintas luces)

Como pueden ver en la foto la verdad la piel se luce mucho con ambas técnicas. De hecho debo reconocer que esa última foto que subí esta misma semana a Instagram recibió muchísimos likes.

Ahora bien, voy con mis comentarios de cada una

BAKING

  • El tiempo de espera es algo que mucho no comulgo. Especialmente porque si me preguntan….de verdad verdad…no noté una diferencia WOOOW con la duración o la iluminación que valga la pena.
  • El temita de poner polvo abajo del ojo…OMG! LAS ARRUGAS…please…a mi no me mientan… la foto no sé si es muy fiel a lo que vi en vivo porque mis arrugas no son iguales en cada ojo. Pero con el buffing, aún aplicando polvo compacto (debajo de la ojera en forma circular) queda la piel más fresca. En el baking se nota como “cruces” de arrugas selladas en polvo. IMG_0858
  • Quizás mi piel sea muy seca para esta técnica. Porque si debo reconocerle, que aún con el paso de las horas, la piel queda bien sellada, como aterciopelada al tacto. Pero no por eso me duró más la iluminación ni el corrector en la zona de la ojera.

BUFFING

  • Si bien no soy fan de terminar todos los maquillajes con polvo, debo reconocer que esta técnica SI me pareció distinta, y pienso que al menos si voy a usar polvo para sellar al menos le sumo otra función que ayuda a mejorar el aspecto natural de la piel. 
  •  Lo que si veo contra es que el rubor y la iluminación decrecen significativamente post “pulido”. La iluminación si es de día no me molesta, de noche yo creo que aplicaría un poco a posteriori. Y si lo haría con el rubor en cualquiera de los casos (noche o día), pero se deslava mucho (quizás haya que hacerlo más intenso, sabiendo que se va a bajar).

Muy en otro nos, si van a elegir una, yo iría con el Buffing por lo práctico y porque le veo resultados más tangibles. Ahora…si hasta hoy no usaban polvo para sellar su makeup…puede vivir sin esto, claramente…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s